EL primer Drama Bar del año de Escuela JANA vino cargado de dorpresas